Cargando...
Hierro forjado vs hierro fundido
Hierro forjado vs hierro fundido

Muchos se preguntan sobre la diferencia entre los hierros de golf “forjados” y los hierros de fundición, aunque, en realidad, son únicamente dos procesos distintos para convertir la materia prima, el acero, en la cabeza de un hierro de golf.

El proceso actual de forjado consiste en transformar, a golpes de grandes prensas hidráulicas, una barra incandescente de acero de carbono en la forma de una cabeza de hierro de golf.

En el caso del hierro fundido, se introduce una aleación en los moldes de la cabeza del palo en forma líquida. Cuando el metal se enfría, se procede a darle los retoques finales.

Pero, ¿qué palos son mejores?, ¿los forjados o los de acero fundido? En este tema hay un poco de confusión y leyenda debido al marketing que rodea al golf.

En realidad, es más importante el diseño (blade, cavity, etc) que la forma en que se ha fabricado el palo, pero de eso hablaremos otro día.

Como regla general, desde el punto de vista del clubmaker, si el jugador tiene la precisión, potencia y control adecuados, puede sacar buen provecho de un "blade" forjado. Si no es así, lo mejor es aprovechar las facilidades de juego que ofrece el hierro tipo cavidad (y de fundición).