Cargando...
La frecuencia de la varilla
La frecuencia de la varilla

Las varillas de golf no son completamente esféricas, sobre todo las de grafito a causa de su fabricación.

Es casi imposible fabricar varillas que tengan exactamente la misma rigidez en todas las posibles direcciones de flexión, puesto que hacerlo requeriría tanto tiempo en los procesos de fabricación que incrementaría mucho el precio de las varillas.

Mientras que los fabricantes de varillas de más calidad las hacen con una regularidad y precisión muy altas, hay varillas en el mercado del golf, sobre todo en los palos llamados “standard”, que tienen variaciones en la regularidad de la rigidez en su circunferencia.

Si es lo bastante acusada, estas inconsistencias pueden causar problemas de dirección cuando se instala la varilla, de forma que esas irregularidades se colocan en el eje de flexión deseado de la varilla. Cuando se identifica una varilla con irregularidades en su rigidez, se dice que tiene una “espina” (spine).

Ajustar la espina implica, primero, localizar la posición de flexión más consistente de la varilla, y segundo, instalar la varilla, o reinstalarla si son palos ya acabados, de forma que la posición de flexión más consistente apunte directamente hacia o en contra de la línea del objetivo.